Abogados Expertos en Circular de Cordón y Abogados Expertos en Asfixia de Nacimiento

Un circular de cordón es una complicación que ocurre cuando el cordón umbilical se envuelve alrededor del cuello del bebé. Esto es común y puede ocurrir en cualquier momento. En algunos casos, no afecta el embarazo, pero en otros, plantea un riesgo significativo de disminución del flujo sanguíneo, hipoxia (bajos niveles de oxígeno) y complicaciones del parto. Puede interrumpir los intercambios normales de sangre, nutrientes y oxígeno, resultando en que el bebé sufra lesiones graves. A menudo es detectado a través de ultrasonido con una precisión de hasta 83-97 por ciento con ultrasonido de color Doppler. Los médicos manipulan la circular de cordón evitando la compresión del cordón umbilical durante el trabajo parto o en las semanas que preceden al parto. En algunos casos, una cesárea inmediata es necesaria. Si no se realiza con la suficiente rapidez, esto puede hacer que los efectos de la hipoxia y la isquemia empeoren significativamente. Es primordial que el equipo médico que maneja un embarazo sea hábil al manejar complicaciones como éstas. Es negligencia médica si los médicos no monitorean y tratan a la madre y al bebé adecuadamente o no siguen las prácticas estándar. Es mala praxis médica si el bebé resulta lesionado.


¿Qué es un circular de cordón?

Un circular de cordón es una complicación peligrosa en el embarazo y en el parto, en la que el cordón umbilical se envuelve alrededor del cuello del feto. Las circulares de cordón interrumpen el flujo normal de sangre, gases y nutrientes de la madre al feto y pueden causar lesiones graves incluyendo asfixia de nacimiento (encefalopatía hipóxica-isquémica o EHI) y parálisis cerebral.


Circular de cordón y Asfixia de Nacimiento

En la mayoría de los casos, el cordón umbilical es de aproximadamente 20 pulgadas de largo y casi una pulgada de diámetro. Por lo general aparece enrollada en espiral. Dentro del cordón se encuentran dos arterias y una vena: la vena suministra al bebé sangre oxigenada y rica en nutrientes, y las arterias transportan sangre desoxigenada y cargada de nutrientes a la placenta. En ocasiones, el cordón umbilical sólo tendrá dos vasos: una arteria y una vena.

Dependiendo de la naturaleza del nudo, los circulares de cordón se clasifican en dos tipos:

  • Circular de Cordón Tipo A: Cuando el cordón umbilical se envuelve alrededor del cuello de un bebé a 360 grados, se le llama Circular de Cordón o Circular de Cordón tipo A.
  • Circular de Cordón Tipo B: Un patrón de Circular de Cordón tipo B se produce cuando el cordón no se puede desatar y termina como un verdadero nudo.

Las circulares de cordón son muy comunes, con tasas de prevalencia de 15 a 34 por ciento a término. Puede formarse un circular de cordón en cualquier momento. Las circulares de cordón se pueden formar, desatar y volver a formar, o pueden persistir. En algunos casos, un circular de cordón puede no afectar significativamente el resultado del embarazo. En otros, el circular de cordón puede conducir a una restricción del flujo sanguíneo fetal (isquemia), disminución del oxígeno (hipoxia), disminución del desarrollo fetal, disminución del movimiento fetal y parto complicado. Todas estas complicaciones aumentan significativamente el riesgo de un bebé de tener asfixia de nacimiento. Los mecanismos que causan isquemia e hipoxia / asfixia incluyen:

  • Restricción del flujo sanguíneo de la arteria carótida (arteria del cuello) por un apretado enredo del circular de cordón alrededor del cuello
  • Congestión severa del flujo sanguíneo venoso
  • Compresión de los propios vasos del cordón umbilical cuando el circular de cordón se comprime fuertemente contra sí mismo o el cuello del bebé

Complicaciones y Lesiones de Nacimiento Causadas por un Circular de Cordón

Mientras que algunos bebés nacen sin lesiones a pesar de desarrollar un circular de cordón, un circular de cordón puede causar daño grave al bebé. Los circulares de cordón son particularmente peligrosos si se dan las siguientes condiciones:

  • El circular de cordón está apretado alrededor del cuello
  • El circular de cordón se envuelve alrededor del cuello más de una vez
  • El líquido amniótico bajo permite la compresión del cordón umbilical

Las potenciales complicaciones y las lesiones de nacimiento resultantes de un circular de cordón incluyen las siguientes:

  • Prolapso del cordón umbilical: Esta es una complicación en la cual el cordón umbilical se desliza dentro de la vagina por delante del bebé.
  • Vasa previa: Esta complicación se produce cuando un vaso sanguíneo del cordón umbilical cruza el cuello del útero bajo el bebé y se desgarra.
  • Encefalopatía hipóxica-isquémica (EHI) / asfixia de nacimiento: La EHI (también conocida como asfixia de nacimiento) es una lesión cerebral neonatal causada por la privación de oxígeno y flujo sanguíneo limitado al cerebro del bebé en o cerca del momento del nacimiento. La muerte celular y el posterior daño cerebral ocurren cuando el cerebro no recibe oxigenación adecuada. La EHI es el tipo más común de encefalopatía neonatal (EN). La EHI puede causar discapacidades y lesiones incluyendo parálisis cerebral, convulsiones, discapacidades intelectuales y de desarrollo (I / DD) y dificultades de aprendizaje. Los circulares de cordón pueden causar EHI.
  •  Muerte fetal
  • Restricción de crecimiento intrauterino (RCIU): RCIU es una condición en la que el crecimiento intrauterino comprometido y anormal da como resultado un feto menor que el promedio. Los bebés RCIU tienen un riesgo alto de Encefalopatía hipóxica-isquémica (EHI) intraparto y deben nacer antes de las 40 semanas de gestación. RCIU es comúnmente causada por circular de cordón.
  •  Síndrome de aspiración de meconio: Una condición médica grave en la que el feto inhala una mezcla de meconio (heces del bebé) y líquido amniótico en sus pulmones alrededor del momento del parto.
  • Aumento en el índice de anomalías de frecuencia cardíaca fetal intraparto
  • Anomalías del desarrollo neurológico

Causas y Factores de Riesgo para un Circular de Cordón

La formación de un circular de cordón puede ser un evento aislado, relacionado con un movimiento fetal excesivo, o causado por un cordón umbilical largo. A medida que aumenta la edad gestacional del bebé, aumenta la probabilidad de un circular de cordón. Un estudio encontró la presencia de un circular de cordón en el 5,8 por ciento de los partos a las 20 semanas de gestación y en el 29 por ciento de los partos a las 42 semanas de gestación.

Los gemelos monoamnióticos (gemelos que comparten el mismo saco amniótico) siempre tienen enredos del cordón, hasta cierto punto. El cordón propio de un gemelo puede envolverse alrededor de su propio cuello o del otro gemelo.

Los factores de riesgo para un circular de cordón incluyen:

  • Longitud del cordón umbilical largo
  • El bebé es grande para la edad gestacional
  • Embarazos de gestación múltiple
  • Deficiencias nutricionales que afectan la estructura y la barrera protectora del cordón umbilical
  • Demasiado líquido amniótico que rodea al bebé (hydramnios)
  • Presentación fetal anormal durante el parto, como presentación de nalgas u hombros

Diagnosticando un Circular de Cordón

Los circulares de cordón se identifican a menudo durante un ultrasonido obstétrico. Para identificar un circular de cordón, los médicos miran múltiples vistas del cuello fetal. Un circular de cordón se diagnostica cuando se observa el cordón umbilical rodeando por lo menos tres cuartas partes del cuello fetal. Si el cordón rodea al menos la mitad del cuello, puede clasificarse como sospechoso de la presencia de un circular de cordón. Se ha reportado que la sensibilidad del ultrasonido para la detección de las circulares de cordón a término es del 70% para imágenes en escala de grises y del 83% al 97% con Doppler de color.

Signos y Síntomas de un Circular de Cordón

El signo más común de un circular de cordón es la disminución de la actividad fetal después de la semana 37. Si el nudo ocurre durante el trabajo de parto, el monitor fetal detectará una frecuencia cardíaca anormal.

Tratamiento para un Circular de Cordón

El objetivo principal en el manejo de un circular de cordón es prevenir la compresión del cordón umbilical durante el parto. Preservar un circular de cordón intacto dependerá de la forma en que esté envuelto alrededor del cuello del bebé. Un circular de cordón suelto generalmente se puede deslizar fácilmente sobre la cabeza del bebé para disminuir la tracción de los hombros o el cuerpo durante el parto. Si esto no es posible debido a la opresión, hay una técnica en la que el médico puede deslizar el cordón sobre los hombros del bebé. Si esto no es posible, el médico puede usar la técnica de la voltereta, que permite que los hombros y el cuerpo nazcan con el cordón siendo desatado después de que el bebé nace.

A veces, si hay más de un lazo o el lazo está demasiado apretado y no puede ser quitado fácilmente, el cordón debe ser sujetado y cortado antes del nacimiento de los hombros para asegurar el suministro adecuado de oxígeno al bebé.

Si un parto vaginal es prolongado y amenaza la salud, la seguridad o la vida del bebé, se debe realizar una cesárea de emergencia. Un retraso en la realización de una cesárea puede agravar los efectos perjudiciales de la hipoxia y la isquemia, y puede conducir a graves lesiones cerebrales.

El médico y el equipo médico deben ser muy conocedores y expertos en el manejo de problemas que surgen durante el trabajo de parto y el parto que pueden privar al bebé de sangre y oxígeno. El equipo debe ser capaz de actuar rápidamente. La falta de supervisión y tratamiento adecuados de la madre y el bebé durante el embarazo, trabajo de parto y parto es negligencia médica. El incumplimiento de las normas de atención y directrices, y la falta de actuar con habilidad y rapidez, también constituye una negligencia. Si esta negligencia conduce a una lesión del bebé, es mala praxis médica.


Abogados Expertos en Lesiones de Nacimiento y Circular de Cordón Ayudan a Víctimas de Negligencia Médica

Nuchal Cord Attorneys & Birth Asphyxia LawyersSi usted está buscando la ayuda de un abogado para su caso de circular de cordón, asfixia de nacimiento o lesión de nacimiento, es muy importante elegir un abogado y un bufete que se enfocan exclusivamente en casos de lesiones de nacimiento. Los abogados de Reiter & Walsh, P.C. tienen más de un siglo de experiencia legal conjunta manejando casos que involucran decenas de complicaciones diferentes, lesiones e instancias de mala praxis médica relacionada con la obstetricia y el cuidado neonatal.

El equipo de Reiter & Walsh, P.C. ha ayudado a víctimas de mala praxis médica con lesiones por circular de cordón y lesiones de nacimiento en todo el país. Nuestros clientes han llamado desde Michigan, Ohio, Arkansas, Mississippi, Tennessee, Texas, Wisconsin, Pennsylvania, Washington D.C., y muchas otras partes de los Estados Unidos. Nuestros abogados y personal médico interno determinan las causas de las lesiones de nuestros clientes, los pronósticos de los niños heridos al nacimiento y las áreas de negligencia médica. Consultamos de cerca con expertos médicos, especialistas forenses y profesionales del cuidado de la vida para asegurar el cuidado futuro de nuestros clientes y la tranquilidad de sus padres, sabiendo que su hijo será cuidado, no importa qué. Nuestro enfoque específico en las lesiones de nacimiento permite a nuestros abogados ofrecer un servicio legal incomparable a nuestros clientes.

Revisión de caso libre | Disponible 24/7 | Sin cuota hasta que ganemos

Teléfono (gratis): 888-419-2229
Correo: EThomas@abclawcenters.com
Presiona el botón de chat en vivo en tu navegador
Complete nuestro formulario de contacto en línea